Entrevista a Claude Mutafian (*)

(*)Claude Mutafian es conferencista en la Universidad de Paris XIII y Doctor en Historia de la Universidad de Paris I – Panteón Sorbona

GenocidioArmenio.org: ¿Que se entiende por Negacionismo?

Claude Mutafian: La palabra Negacionismo es bastante reciente, aparece en 1987 para sustituir la palabra Revisionismo.

El origen de estos conceptos viene de un grupo de intelectuales que emprendieron en el fin de los anos 1970 la tarea de “demostrar” que nunca hubo cámaras de gas durante la segunda guerra mundial.

El núcleo del grupo fue en una de las universidades de Lyon y el más conocido de estos pseudohistoriadores se llamaba Faurisson.

El primer gran evento de “negacionismo armenio” fue el juicio contra el célebre turcólogo norteamericano Bernard Lewis, el cual en Noviembre del 1993, durante una entrevista al diario Le Monde, había calificado el genocidio armenio de “version armenia de la historia”.

Un poco más tarde, en Abril del 1995, la revista L’Histoire publicó un articulo de un turcólogo frances, Gilles Veinstein, donde él hablaba de masacres de armenios “sin ninguna prueba de cualquier implicación del gobierno otomano”. Típico del negacionismo.

GA.org:¿Cuando surge el Negacionismo como política exterior de la República de Turquía? ¿Los llamamientos violentos por parte de los armenios o los significativos reconocimientos tornaron la indiferencia turca en negacionismo?

CM: La República turca fue siempre negacionista, pero la utilización de universitarios occidentales como portavoces es reciente. Es una prueba del hecho que las autoridades turcas toman en serio los adelantos acerca del reconocimiento del genocidio. Hasta el año 1965, estaban seguras que la “Cuestión Armenia” iba hacia el olvido, y de pronto salen sucesivamente el cambio de actitud de la Armenia Soviética, los atentados de la ASALA y la internacionalización del tema, con una ola creciente de reconocimientos.

GA.org: ¿Los Negacionistas turcos no están borrando su propia historia, la historia otomana?

CM: Borrar su propia historia no es un problema para los negacionistas (o sea las autoridades) turcos. Por el contrario, todos los esfuerzos de los varios gobiernos turcos tienden a presentar el territorio como el país que siempre fue de los Turcos. Para lograr tal presentación, hay que borrar la memoria de los otros pueblos en aquel territorio. El rumbo en esta dirección lo creó Mustafá Kemal, que creo a propósito la llamada “Sociedad turca de la Historia”. Sin embargo, fracasaron en tratar de convencer de que los armenios nunca tuvieron raíces en esta tierra y ahora se abocaron a la tarea negacionista de “demostrar” que sí, que los armenios han vivido en Anatolia, pero siempre como pueblo maldito. Hace poco crearon un “Centro de Estudios Armenios”. Un gran adelanto, un reconocimiento de facto, cualquiera sea la actividad del Centro.

GA.org: ¿Hay Anti-Kemalistas que sean Negacionistas?

CM: Con respecto al caso armenio, no hay casi ninguna diferencia entre Kemalistas y Anti-Kemalistas.

GA.org: ¿A la República de Turquía se la presume inocente o la misma tiene que demostrar su inculpabilidad?

CM: No hay que olvidar un hecho importante; el genocidio no implicó solamente al Gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio Otomano, sino que la última etapa fue obra de la Turquia kemalista, lo que implica que si la actual población turca no puede ser considerada como culpable, el gobierno republicano sí lo es. El negacionismo estatal es el reflejo de esta culpabilidad.

GA.org: Como intelectual armenio: ¿ Como se lucha contra los lobbies turcos hacia profesionales no turcos?

CM: La lucha de los intelectuales se desarrolla en el terreno científico; refutar todo argumento negacionista, restablecer la verdad histórica mediante la publicación de documentos, no equivocarse de enemigo: hay un enemigo y uno solo, el Estado Turco. No sirve para nada atacar a “los turcos” como pueblo, esta actitud cae fácilmente en un racismo puro y provoca muchos daños. Hay otros ejemplos de desviaciones condenables, como achacar la culpa a los kurdos; es cierto que los éstos masacraron muchísimos armenios; sin embargo la planificación y las órdenes venían de las autoridades otomanas. Tal vez aún peor es la supuesta culpa de los judíos. Se trata aquí de un paso repugnante: utilizar el genocidio de los Armenios para propagar ideas antisemitas, desgraciadamente bien amarradas en muchos armenios. La alianza entre Israel y Turquía es una alianza política entre Estados y como cualquier alianza tiene solo en cuenta intereses estatales, sin tener en cuenta la moral. Estados como Estados Unidos, Alemania, Gran Bretana o Francia, tienen alianzas diez o cien veces mas condenables!

GA.org: ¿Turquía invierte cuantiosos montos en lobby porque teme que ante un eventual reconocimiento del Genocidio Armenio deba resarcir una cifra mayor a la que invierte actualmente?

CM: No pienso que el temor de resarcir sea una preocupación prioritaria para el Estado turco. Un eventual reconocimiento destruiría todo el edificio artificial construido por Kemal y sus sucesores. Esa es la preocupación esencial.

GA.org: ¿Países aliados a la geopolítica turca, son países que aliados al Negacionismo?

CM: Como lo dije anteriormente, alianza política es una cosa, identificación ideológica es otra. En realidad, a los aliados políticos de Turquía no les interesa la cuestión armenia, no es un problema de ellos y no tienen porque tomar posición; solamente ser más discretos cuando se trata del tema.

GA.org: ¿El Negacionismo puede ser eterno?

CM: El negacionismo, como cualquier veneno se desarrolla cuando se nutre, cuando tiene algo que lo nutre, en nuestro caso el Estado turco. Si este Estado se ve un día obligado a reconocer el genocidio, el negacionismo, si sobrevive, quedará muy marginalizado.