El Lobby Turco

Lobby“Grupo de presión que tiene influencia en los asuntos políticos y la utiliza en beneficio de intereses privados. Constituye un tipo de acción política muy común en los Estados Unidos” -Salvat.

El Sultán Abdul-Hamid envió a la muerte a 300.000 armenios y también condenó en aquella cifra a miles de misioneros protestantes y evangelistas que estaban predicando en toda la Anatolia. Todos ellos en su mayoría eran norteamericanos lo cual provocó una reacción de su gobierno, el cual envió un acorazado con el objeto de advertir al Sultán absolutista. El capitán del acorazado después de cinco años fue nombrado presidente de una importante petrolera.

Resulta interesante saber que la Ottoman-American Development Company y la Standard Oil de la familia Rockefeller tenían grandes prerrogativas dentro del Imperio. Comenzaba a actuar el lobby turco. El método de canjear “impunidad por derechos de explotación”, comenzó con el caso armenio en el Imperio Otomano. También así los Jóvenes Turcos y Mustafá Kemal no dudaron en proseguir aquel camino.

Desde la creación de la Turquía Moderna (1923), la República comenzó a autogenerarse un gasto constante para que intelectuales de alto nivel escriban “la nueva historia turca”. Se pueden nombrar decenas de profesionales que han traicionado su moral académica a cambio de distinto tipo de “beneficios” que otorgan los grupos de poder turcos.

Içirlik, Diyarbekir y Ankara son ciudades turcas importantes que albergan bases militares estadounidenses. Son el símbolo de lo que Turquía debe otorgar para que no recaiga en ella la condena internacional sobre el caso armenio. Figuran la tristeza de un pueblo que en su gran mayoría no acepta la militarización y “laicidad progresista” (!) que fundó Mustafá Kemal. Un pueblo que no acepta haber traicionado a sus vecinos islámicos y demás países hermanos en lo religioso y cultural.

Por otro frente de batalla, Turquía trata de hacer todo lo posible para ingresar en la Unión Europea, la cual ha puesto como condición a ésta, atender la cuestión armenia.

Hoy los intereses se encuentran conectados entre los grupos de poder que manejan Turquía, Estados Unidos e Israel. El lobby turco, en cualquier momento, puede transformarse en la causa revolutiva de su propio pueblo.